Tot el que necessites per anar al teatre

Fuego fuego

Després de l’èxit d’Estado vegetal, on Manuela Infante explorava com senten, pensen i es comuniquen les plantes i la seva relació amb els humans. Ara, amb Fuego fuego, la dramaturga xilena es fixa en el foc, en la seva omnipresència i en la seva potència devastadora i transformadora.

Paraules de l'autora

Incendios forestales se desatan en tierras explotadas. Pozos de combustibles fósiles arden a la intemperie. El globo hierve. Neumáticos y semáforos en llamas sirven de barricadas en las calles de la ciudad. Ataques incendiarios que en un solo destello iluminan opresiones oscurecidas por décadas. Discursos inflamados. Chispas que se propagan contagiando revoluciones. Un fuego fuera de control abraza el mundo en el que vivimos. El futuro hecho humo, parece que se nos escapa. El fuego no solo destruye. El fuego ilumina. El fuego transforma aquello sobre lo que desata su furia. Sentadas con la cabeza entre las manos, tantas veces lo miramos hacerlo, ensoñadas. No es la incendiaria la que crea fuegos. Es el fuego el que educó a la incendiaria. Un extraño a nuestras intenciones y distinciones, el fuego, fuerza inhumana, que ruge. Con Fuego Fuego continuo mi búsqueda por un teatro no-humano, poniendo a reverberar en la escena el rugido de ese negro animal.
Manuela infante.


Valoració espectadors
Sigues el primer en deixar la teva valoració