Tot el que necessites per anar al teatre

Sigue la tormenta

Sigue la tormenta

Nathan Golding, jove i existós director de teatre, vol mostrar El Rey Lear de William Shakespeare en un dels teatres més coneguts de la ciutat de Berlín. Per encarnar al personatge protagonista visita a Theo Steiner, actor retirat i desaparegut fa uns vint-i-cinc anys. Steiner viu en absoluta soletat en una remota granja en la Borgoña francesa. En aquesta trobada, desenvolupada sota la tormenta, els dos protagonistes iniciaran un viatge vital i esencial que ens desvetllera alguns episòdis del passat de Steiner i del present de Goldring.

Fotos

Valoració espectadors
  • Mario Ronsano

    Una ventana. Una ventana es la única conexión de la habitación con la libertad. Una habitación que sumerge en la oscuridad a los dos protagonistas de “Sigue la tormenta”. En la misma sobrevuela la sombra de Lear, que apoya en todo momento el discurso de los protagonistas. Theo Steiner un actor alejado de la vida por una culpa que le atormenta. Nathan Goldring, un director de escena sumido en una crisis interna, que a pesar de ser un reconocido personaje público, no consigue alcanzar una paz personal.

    Un discurso intelectual se cierne sobre los dos personajes que parecen no comprenderse en un principio pero que luego tienen muchos más aspectos en común que lo que pensaban.

    El teatro, el arte, la intelectualidad es la imagen de Steiner, interpretada por Mariano Anós que interpreta de manera soberbia a un hombre de Letras, como bien podemos considerar que es el propio Mariano, un Hombre de Letras (actor, director de escena, pintor, Político, intelectual). Y un Goldring desequilibrado mentalmente por sus tormentos y obligaciones, del que Miguel Pardo hace un magnífico trabajo.

    La puesta en escena de Cristina Yañez equilibra un texto denso, de reflexión tras su visionado. “Sigue la tormenta” es un texto complejo que permite pensar al espectador, y es lo que se necesita, que el espectador reflexione, piense, analice sobre que y porqué de las decisiones de unos y otros a lo largo de la Historia.

    Yañez hace un espléndido trabajo en la dirección.

    “Sigue la tormenta” es un texto imprescindible de la dramaturgia contemporánea, y Enzo Cormann debería ser representado más a menudo entre nuestras fronteras (pues es un autor prácticamente desconocido).

    16/01/2014