Tot el que necessites per anar al teatre

Òpera d'aprop: Carmen

Òpera d'aprop: Carmen

Carmen…
El foc de l’instint pur.
La història d’una dona fidel al seu destí.
Dos camins que es creuen: Don José, un inexpert soldat, a qui enamora i arrossega cap a una vida marginal… i Escamillo, el torero que desperta en ella forts instints de passió.
Una dona que segueix només els designis del seu cor!
La seva ànima indomable la conduirà cap al seu destí fatal: la llibertat i la mort… dues cares de la mateixa moneda.

Carmen, d’Òpera Emoció, és el “realisme” en la seva màxima esplendor. Un cop més, igual que a La Traviata, la força de la veu humana i la seva proximitat ens provoca les més profundes emocions. Una història arquetípica i ancestral que ens tocarà la fibra més íntima. Gràcies a la proximitat dels cantants, l’emoció reviu a cada instant …
Òpera de primera fila és viure l’òpera intensament, des de dins.

Valoració col·laboradors

Valoració espectadors
  • Hebert Parodi

    Nueva apuesta del Gaudí tras “La Traviata” del formato “ópera de cercanía”, siguiendo en la, acertada, línea de programar títulos muy conocidos, que a todos nos suena la historia o fragmentos del libreto; en esta ocasión, “Carmen”, de Bizet. Muy interesante para quienes como yo, estamos alejados o no familiarizados con el género y, para todos, el poder disfrutar de una proximidad total con los intérpretes y sus voces.
    Quizás para los melómanos más entendidos esta propuesta (figura del narrador, ausencia de coros, escenografía casi nula, únicamente la presencia de los personajes principales, un piano…) les puede parecer distorsionada en beneficio de ser accesible. Pero conmigo funciona.
    Sigo sin poder valorar (no tengo experiencia ni el oído educado) la calidad vocal y técnica de los cantantes pero sí decir que los he disfrutado mucho, sobre todo la protagonista, Ángela Lorite, y Natasha Tupin (que protagonizaba “La Traviata”).
    Por poner alguna pega, los subtítulos que se proyectan son demasiado pequeños y en esta ocasión, la figura de la narradora es demasiado protagonista. Es lógico y necesario su papel pues explica escenas que no se representan pero creo que aquí, a diferencia de la propuesta previa, se abusa de la misma.
    En resumen, muy recomendable totalmente para los no iniciados, los amantes del género expulsados de los grandes teatros por sus precios y para quienes desean saborear una ópera desde muy cerca, donde la puesta en escena, los decorados majestuosos y los numerosos coros no están y todo se centra en la emoción de la proximidad y del canto.

    05/05/2016